TRATADO DE MEDICINA ZEN,EL

TRATADO DE MEDICINA ZEN,EL

CASTILLO LOJENDIO

11,54 €
12,00 € IVA incluido
Sin stock
Editorial:
NAUSICAA
ISBN:
978-84-96114-82-1

En el a¤o 1798, durante la Rep£blica de Batavia, fueron confiscadaslas propiedades del pr¡ncipe Guillermo V de Holanda. Obras de arte que hasta entonces hab¡an estado guardadas en palacios dispersos por todo el pa¡s fueron reunidas en el palacio de Huis Ten Bosch en La Haya,origen del Rijkmuseum, y de la Biblioteca Real.En un primer inventario de car cter provisional aparece mencionadobajo el ep¡grafe de "Objeto de valor hist¢rico" ... "un manuscritooriental con estampas y caracteres chinos comprado en la testamentar¡a de Hendrick van Rutenburch", sin especificar el n£mero de estampas ni la fecha de su compra.No hay menci¢n de la obra en ning£n cat logo ni inventario posteriores al antes mencionado, hasta que el investigador Abraham Brediuscomenta en sus apuntes, hacia 1884, la existencia de un tratado demedicina chino de curiosa procedencia en la Biblioteca Real de LaHaya. La carencia de estampas en este segundo manuscrito dificulta larelaci¢n entre ambos textos, y no es hasta el a¤o 1977 en que losprofesores Walter Chang y Michael Brower, especialistas en arte ycultura china de la Universidad de Columbia, inician su tesis sobre"La presencia de elementos chinos en la cultura europea anterior alsiglo XX", cuando el tratado es investigado a fondo.Como Brower y Chang apuntan, se trata de la transcripci¢n de un textode evidentes or¡genes en la transmisi¢n oral. Su origen popular se veclaramente reflejado por la sencillez del lenguaje utilizado y sucar cter reiterativo, cuya finalidad es facilitar su memorizaci¢n as¡como su entendimiento. Por otro lado, la ausencia de divinidades tanto tao¡stas como budistas refleja la universalizaci¢n de los relatos que probablemente cambiaban de deidades seg£n la regi¢n en que serelataban o escenificaban, hasta que se suprimieron en un intento deevitar la confusi¢n del oyente y, una vez m s, facilitar suretenci¢n.En cuanto al transcriptor, seg£n van Rutenburch era un monje de lasecta chen, lo que parece bastante probable atendiendo a loscaracteres y tem tica tratados. Los budistas chen (zen en Jap¢n) sonuna secta que busca el perfeccionamiento del alma, de ah¡ laimportancia de la curaci¢n del esp¡ritu. Por otro lado, debido a laabundancia de caracteres manch£es, podemos afirmar que el escritorpertenece a la £ltima ‚poca de la dinast¡a Ming (1368-1644) y estabasin duda influido por la corriente de los llamados Individualistas,que daban gran importancia a los sentimientos del artista; quedandoas¡ plenamente justificado el protagonismo del hombre y sussensaciones en el conjunto de la obra.Se trata, por tanto, de un peculiar Tratado de Medicina en el queaparecen enfermedades tanto f¡sicas como ps¡quicas, sus s¡ntomas, elpeligro de contagio y en lo casos en que ello sea posible, sucuraci¢n.

Artículos relacionados