Noticias

12 MAY

Una avalancha de libros sobre el Covid-19 copará el mercado

Las editoriales preparan un sinfín de ensayos y novelas sobre la pandemia del coronavirus y sus consecuencias.
Una avalancha de libros sobre el Covid-19 copará el mercado

El fantasma del coronavirus recorre todas las editoriales. Su sombra, casi siempre alargada, amenaza con copar el mercado de las próximas novedades, bien a través de diarios o de ensayos (sobre todo). Pero también muchos de los 18 editores consultados confían en un repunte de las novelas, de la literatura como evasión. ¿Cuándo aparecerán? Pronto y más tarde, el tema no va a ser una tormenta de verano.

Buena parte de los editores consultados consideran que el ensayo será el género preferido por los futuros lectores para entender qué nos está ocurriendo. Así lo cree, por ejemplo, Ymelda Navajo (La Esfera de los Libros), quien espera que esta crisis sea una "fuente de inspiración y reflexión de filósofos, psicólogos y ensayistas". También cree, y lo ve como "muy necesario", que habrá "libros de investigación periodística de la actuación de nuestros responsables políticos".

Habrá monografías de divulgación sobre la amenaza del virus y los detalles de su propagación, aventura Juan Cerezo (Tusquets). Incluso va más allá. Ve este terremoto "como un vierteaguas de nuestro tiempo. Hablaremos de un mundo d.C. (después del Coronavirus) distinto del de a.C. (antes del Coronavirus). La sociedad líquida, la sociedad sin riesgo, la del crecimiento infinito, se verá trastocada, y puede mutar en una sociedad más limitada y encerrada en sí misma, más egoísta y a la defensiva. O bien dar paso a un mundo con conciencia global, ecológica y colectiva".

SIGUE LA FIEBRE POR EL ENSAYO

Pese a la proliferación de diarios estos días en periódicos y distintas páginas web, Miguel Aguilar (Taurus, Debate y Literaturas Random House) se muestra escéptico para que sean publicados en forma de libro: "Requiere mucho talento convertir un confinamiento en material literario de calidad, y más aún en material ameno". De modo semejante lo ve Eva Serrano (Círculo de Tiza): duda de que la mayoría de los textos escritos "bajo un 'shock' postraumático y con prisas tenga interés".

Aguilar se decanta más por "libros que analicen las causas de lo ocurrido y las maneras de evitar que vuelva a ocurrir". En esta línea figura Emili Rosales. Su editorial, Destino, no sólo va a lanzar a finales de este mes 'Las grandes epidemias modernas' de Salvador Macip sino que está convencido de una avalancha "con aspectos científicos y con las derivaciones económicas y sociales de la crisis".

En el ensayo puro y duro fía el futuro Joan Tarrida (Galaxia Gutenberg), pues si "desde hace tiempo ya asistíamos a un interés creciente por el ensayo como intento de entender la complejidad de los tiempos que vivimos, la crisis actual no hará más que acentuar esa tendencia".

Coronavirus sí, pero no sólo. Es lo que vaticina Silvia Sesé (Anagrama). Si bien han sido pioneros en lanzar el ensayo, o panfleto, 'Pandemia' de Zizek están también interesados en algo colateral, como "la precariedad y el trabajo, la reflexión sobre el cuerpo, la solidaridad y la comunidad". Ensayo, en cualquier caso. Como lo que prevé Eva Serrano: "El interés que ya había antes de la pandemia por entender el mundo será aún mayor. La no ficción, que ya antes estaba muy fuerte, irá en aumento". Y ahí incluye los ensayos de análisis social. De modo parecido piensa Joan Tarrida (Galaxia Gutenberg), pero él incluye no sólo al ensayo, también el coronavirus se colará en las novelas y a través de los diarios".

Ofelia Grande (Siruela) califica esta situación de "traumática" y augura que "nos va a cambiar mucho, no sólo en nuestros hábitos sino en nuestra forma de aproximarnos e interactuar con los demás. Y eso habrá que contarlo". ¿Cómo? A través de libros de autoayuda, novelas y diarios. E introduce la palabra "memorias". "La memoria es un género que lleva ya un tiempo experimentando un interés creciente y esta circunstancia no puede hacer más que alimentar este interés".

Teniendo claro que lleguen a las librerías "numerosos libros sobre virus y pandemias, algunos ayudarán a reflexionar sobre lo que ha pasado estos días y otros serán más descriptivos", considera Diego Moreno (Nórdica), "una especie de diario de una época excepcional". Y lanza una apuesta: "Pero estoy seguro de que los libros más arriesgados, esos que tienen gran calidad, pero también mayor dificultad comercial, se retrasarán o, incluso, se cancelarán".

Y FRENTE A TANTA REALIDAD, EVASIÓN

Son varios los editores que consideran que como efecto de acción y reacción, buena parte de los lectores se irán al extremo opuesto de la realidad. Es el caso de Elena Ramírez (Seix Barral). "Tenemos una borrachera de realidad que dejará una resaca importante. La ficción está resultando un bálsamo ante tanta realidad estos días y así se mantendrá a la salida". Cree incluso que "habrá un repunte". Miguel Aguilar también utiliza la palabra repunte. Y especifica: "en la novela de evasión y aventuras".

A pie juntillas también, María Fasce (Alfaguara, Lumen y Reservoir Books): "La fuerza de la ficción sigue más viva que nunca. En este confinamiento se ha leído sobre todo novela negra, clásicos y libros de autores de renombre, tanto en ficción como en no ficción". Anik Lapointe (Salamandra) cree también ese 'movimiento' hacia la literatura de evasión como huida, pero añade dos líneas o ingredientes probables: "la ficción histórica y el conflicto". Y abunda Ofelia Grande: "Puede que el confinamiento, por el contrario, nos haga desear más ficción".

También integra este bando Valeria Ciompi (Alianza Editorial): "La literatura seguirá con fuerza, como evasión y como posibilidad de trasladarnos a otras vidas y otros lugares. Está siendo un refugio y lo seguirá siendo". Pero, a la vez, apuesta por el ensayo: "Va a ser difícil no salir de esta experiencia con una sensación de fracaso, de debilidad del sistema. Tendremos interés en saber cómo y por qué ha ocurrido lo que ha ocurrido, si es que alguien cuenta con las respuestas. No cambiará la proporción entre ensayo y ficción. La economía volverá a ser fundamental en nuestras preocupaciones y la literatura".

En los dos polos opuestos, ficción y ensayo, pone sus fichas de apuesta Belén López (Planeta). Confía en los ensayos sobre el confinamiento y la pandemia "pero no encuentro motivos para que la ficción deje de tener un papel protagonista, precisamente porque es una poderosa herramienta para la tan necesaria evasión".

 

https://www.elmundo.es/cultura/literatura/2020/05/08/5eb438b0fc6c836a3d8b45fb.html

Volver a noticias